Adicción a las compras

2 diciembre, 2015/ 0 1

¿CUÁNDO PODEMOS PENSAR QUE EXISTE UNA ADICCIÓN A LAS COMPRAS?

  • Cuando nos sentimos tristes o enojados, lo único que nos calma es ir de compras.

  • Compramos con frecuencia cosas poco útiles, que después nos arrepentimos de haber adquirido.

  • Tenemos la casa llena de artículos que no hemos usado y que nos resultan inservibles.

  • Nos precipitamos a la hora de comprar, porque no podemos controlar nuestros impulsos.

  • Del entorno familiar y de amigos nos llegan mensajes críticos con nuestra desmedida afición a comprar.

  • Nos seguimos sintiendo insatisfechos tras las compras

 

 

Se acercan las Navidades y el marketing se apodera de todos y cada uno de nosotros con el afán de que consumamos, sin control, cuanto más mejor. Seguro que ya conocéis el famoso “Black Friday” y  “Cyber Monday”, un día en el que todo está al 20 o 30%. No creáis que no me alegro, para nada, es estupendo pensar que podemos adelantar las compras de Navidad ahorrándonos algo de dinero.

Estos días de tantas ofertas y consumo, me he estado acordando de las personas que tienen adicción a las compras y lo mucho que tienen que luchar para salir bien parados de todas las gangas que nos ofrecen las marcas debido a los tiempos que corren.

Estas personas perciben la compra como una satisfacción inmediata, con la que creen llenar su vida de sentido y con la que consiguen borrar temporalmente los problemas. Las gangas se convierten en obsesión, siendo auténticos campos de batalla las campañas de rebajas de los centros comerciales.

Las personas compradoras compulsivas encuentran una vía de escape en la compra, de esta forma, buscan aliviar los sentimientos de tristeza, rabia, inatención, incomprensión y soledad. Intentando mitigar el dolor, canalizan el enfado hacia la compra y posesión del objeto.

Se trata de una adicción encubierta, ya que la persona no reconoce que tiene un problema y ve normal su comportamiento al vivir en una sociedad consumista.

Las compras online también suponen una continua y constante guerra mental para manejar el control de impulsos. Por eso es importante, saber bien cuáles son los síntomas para poder detectarlo a tiempo. 

¿QUÉ ES LO QUE SE PUEDE HACER?

¿Qué es lo que le está pasando a la persona para que reaccione así?

Normalmente son personas con baja autoestima. Es importante como decía, conocer bien el problema, y distinguir cual sería el límite entre adicción, abuso y lo que es considerado normal. En caso de encontrarnos con una persona que presenta compras compulsivas es imprescindible que sea atendida  por un  profesional interviniendo lo antes posible.

Siempre es bueno que la familia colabore y forme parte de la intervención, sobre todo dando el máximo apoyo posible. 

¿Cómo puede dar apoyo la familia?

Entendiendo el problema, de este modo sabremos por qué actúa así y cómo se siente. Cuando la persona se sienta comprendida, sabrá que no está solo/a en esto, y podrá acudir a su familia o amigos cuando sienta que sus fuerzas flaquean. 

Author:

The author didn't add any information to his/her profile yet.

One Comment

  1. Estibaliz

    La verdad es que esto que hoy nos cuentas son un cúmulo de realidades que nos vienen bien a todos. Llegan las navidades, y las posibilidades de comprar bajo suculentas ofertas nos pone a todos los dientes largos y el hecho de pensar en los regalos de la tía la prima y el hijo y la ilusión con la que estos se hacen supone que nos lancemos de cabeza al gasto, muchas veces sin asumir los límites y la realidad que nos ofrecen nuestras posibilidades personales. Este año traeré a mi mente este buen artículo y me concienciare de que lo bueno si es breve ( o en este caso poco), dos veces bueno. Gracias!

Leave a Reply

Let us know your thoughts.