COMO EVITAR QUE EL COVID TE CAMBIE A PEOR

8 diciembre, 2020/ 1 2

¿Cómo nos afecta las medidas del Covid19 en el estado de ánimo y las relaciones sociales?

 

La Covid19 ha venido, de momento, para quedarse. A estas alturas, después de 9 meses, nos hemos adaptado a la situación, unos mejores que otros, eso sí, como hemos podido. ¿Acaso podíamos imaginarnos que podía suceder algo así? Desde luego que no. Lo que está claro es que el confinamiento nos está transformando de una forma o de otra.

 

imagen-de-archivo-de-un-ciudadano-en-su-balcon-durante-el-confinamiento

 

Hemos pasado por varias fases emocionales a lo largo de estos meses de pandemia. Ahora mismo, podríamos decir que seguimos en un estado de alerta emocional aunque más «relajados», ya que nuestro organismo no podría soportar tal estado emocional y ansiedad constante durante tanto tiempo. Por lo que es natural, que esas alarmas disminuyan, en cierto modo, con el fin de reponer energías como mecanismo de defensa.

 


Nuestro organismo quiere protegernos por lo que ocurrió en el confinamiento, ocurre y lo que vendrá. Rebajar la ansiedad y alerta que hemos sentido hasta ahora es lo más inteligente que podemos hacer por nosotros mismos. Aprendemos a convivir con la Covid19 aceptando y luchando contra él.

Silvia González Martínez


  ¿CÓMO NOS HA AFECTADO LA PANDEMIA?

 

SOMOS MÁS DESCONFIADOS

El miedo nos ayuda a sobrevivir, aparece cuando el organismo percibe una posible amenaza que puede dañarnos o que hay algo que podemos perder, en este caso la salud. Desconfiamos del entorno de forma natural, por no poder controlarlo, sin embargo, el pánico y la ansiedad que conlleva hacen que seamos mas desconfiados de lo normal, incluso aunque no estemos confinados. Es decir, el miedo no diferenciaría lo irracional de lo racional.

Ejemplo: A pesar de llevar mascarilla y lavarte las manos con gel desinfectante desconfiarías de una persona que estornuda o tose.

 

Observa realmente qué aspectos puedes controlar, te generará seguridad saber que haces todo lo posible para protegerte. Hay aspectos que no están a tu alcance y no podrás controlarlos, tendrás que aceptarlo. Para ello, es imprescindible que cuides tus pensamientos, ya que con la ansiedad pensarás desde la ansiedad, te anticiparás de forma irracional.

«¿Y si… me contagio en la panadería?»  «¿Ya, pero y si… ?»

¿Haces todo lo que está en tu mano para protegerte frente al Covid19? Si la respuesta es sí. Has llegado al final sobre lo que puedes controlar. A partir de ahí, es posible que te estés sobreprotegiendo por miedo al contagio, tanto que te genera sufrimiento pensar que eso pudiera ocurrir.


 

En la aceptación está la paz de cada uno. 

No es lo que ocurre lo que te genera ansiedad, sino el pensamiento sobre lo que ocurre.

Silvia González Martínez


Pensamientos-recurrentes

 

TENEMOS MÁS ANSIEDAD Y ANGUSTIA

Estamos viviendo algo traumático, y a pesar de habernos adaptado a las circunstancias, a la forma de relacionarnos y de trabajar, la ansiedad forma parte del proceso en el que nos encontramos debido a los cambios generados en tan poco tiempo. De nosotros depende gestionar las emociones, y lidiar con la frustración ante lo que no se puede hacer; el cansancio emocional arrastrado durante estos meses; la tristeza por lo sucedido; el miedo ante lo ocurrido; el desgaste por protegernos, y por supuesto, la incertidumbre por no saber qué pasará o cuándo volveremos a la normalidad de antes.

 

 

¿ES POSIBLE QUE TE ESTÉS FOCALIZANDO EN LOS «NO»?

 

La energía negativa hace que nos dejemos arrastrar por las emociones desagradables, como si estuviéramos secuestrados por ellas, y no fuéramos capaz de observar más cosas de la realidad. Acércate a los «SI»: observa qué cosas puedes hacer en casa o en la calle ¿No puedes tomar un café en la calle? date un paseo con un amigo. ¿Qué estás descubriendo de ti ante la pandemia o confinamiento? Las personas emocionalmente inteligentes se adaptan mejor a los cambios, incluso se permiten aprender ante la adversidad, es lo que llamamos RESILIENCIA. Piensa qué aspectos tienes en tu día por lo que puedes sentirte agradecido. Acércate a la gratitud, ésta nos genera energía positiva, cambiando el foco de atención hacia lo que nos hace sentir bien.

que-hacer-si-tus-amigos-no-respetan-la-distancia-de-seguridad

 

SOMOS MENOS TOLERANTES

Cuando una persona se encuentra en este estado, no tolera más energía negativa en su organismo e incluso es más fácil que pueda dar lugar a malas interpretaciones.

 

descargaEjemplo: La persona no tolera que otra no respete según él/ella, la distancia de seguridad. ¿Acaso se ha preguntado si no es consciente la otra persona de ello? Le podríamos decir: «Perdona, nos tenemos que poner en las líneas marcadas para respetar la distancia de seguridad».

Una investigación de la Universidad de Hong-Kong señalaba que exponer a las personas a imágenes evocadoras de una pandemia les hacía valorar más las actitudes de obediencia y conformidad con el grupo y menos las de rebelión o excentricidad. Quizás, esto podría explicar en parte fenómenos como «policía de los balcones«, tornándose nuestras actitudes más rígidas, menos tolerantes, e incluso racistas.

 

Una vez más la relación con nosotros mismos es igual a la relación con los demás. Si  sientes una amargura dentro de ti que no gestionas, es muy fácil que la descargues en los demás. Pregúntate si esas personas tienen la responsabilidad de tus emociones. ¿Tus emociones a quién le pertenecen? Efectivamente, a ti. Cuando nos responsabilizamos de nuestras propias emociones y pensamientos tenemos mucho ganado en lo que el autocontrol se refiere. Y por ello, te comunicarás asertivamente con los demás.

SOMOS MÁS INDIVIDUALISTAS AUNQUE TAMBIÉN MÁS «HUMANOS»

El evitar el contacto social e incluso físico hace que la relación, en cierta medida, sea más fría. Ahora mismo, es posible quedar con un grupo reducido de personas pero es posible que igual no te apetezca tanto.

covid19

 

Nos acostumbramos a las cosas, generamos un hábito. Eso es lo que les está pasando a algunas personas que no tienen muchas ganas de salir de casa o quedar como lo hacían antes. Si es así, pregúntate: ¿Es miedo? ¿Angustia a un posible contagio? ¿Es tristeza por la situación? ¿Me siento bien y me apetece simplemente estar en casa?

No fuerces las situaciones. Cada emoción cumple con una función. Observa no tanto el por qué de esa emoción sino el… ¿Para qué me sirve esta emoción? ¿Qué me quiere decir?

Escucha la emoción que hay detrás de todo eso. Quizás estés disfrutando más de tu hogar o de la familia. Es imprescindible identificar qué está pasando y para ello, necesitamos ser conscientes de qué sentimos y qué pensamos en el único momento que existe y que podemos gestionar, en el aquí y ahora.

 

 

Quizas te interesen otros post relacionados:

SER AGRADECIDO TE AYUDA A SONREIR A LA VIDA Y SER MAS FELIZ

CARTA DE AGRADECIMIENTO AL MIEDO. Las emociones nos ayudan a sobrevivir.

TERAPIA EMOCIONAL ANTI- CORONAVIRUS

ENTRENAR LA MENTE: FLEXIBLE, ORDENADA Y DESPIERTA

¿ERES DE LOS QUE NECESITA TENERLO TODO CONTROLADO?

El futuro me agobia: PAUTAS para vivir el PRESENTE

¿Quién soy? Este momento.

RESILIENCIA: Eres resiliente y seguramente ni lo sabes

Author:

The author didn't add any information to his/her profile yet.

2 Comments

  1. Laura

    Muy interesante! Comparto contigo la importancia de identificar y entender las emociones que sentimos para acercarnos a donde realmente queremos estar, ardua tarea en algunos momentos! Me quedo con tu tip: ¿Para qué me sirve esta emoción? ¿Qué me quiere decir?

    Como siempre, un post inspirador! Gracias!!

Leave a Reply

Let us know your thoughts.