¿Por qué sentimos rechazo?: «No me preguntes por qué, pero no me cae bien»

18 abril, 2017/ 0 0

 

¿CÓMO SE EXPLICA ESO DE CONOCER A ALGUIEN Y NO TRAGARLO DE BUENAS A PRIMERAS?

Podríamos llamar ese RECHAZO como «manía a primera vista«.

Es muy probable que hayáis pasado por ese momento en el que una persona note entra por los ojos”, ya sea por sus actos, ideología o incluso por su aspecto. Éstos hacen que cree en ti un rechazo, aunque verdaderamente no conozcamos a la persona.

En ocasiones basta con ver una actitud de otra persona que choque con nuestra manera de ser. De esta forma, generamos un juicio sobre ella o él, creando nuestro esquema mental del tipo de persona con la que estamos hablando.

En el momento en que juzgamos a esa persona negativamente, es posible que se nos atraviese, sin encontrar demasiadas razones.

justin bieber cara de asco

“No todas las personas tienen que encajar con nosotros ni nosotros con ellos. Aprender de la diferenciación de las personas nos enriquece”

Cuando sentimos que una persona nos crea cierto rechazo sea por lo que sea, la causa de esta aversión no es otra que la pura supervivencia. En algún momento nuestro cerebro cree que la persona que tenemos delante puede hacernos algún daño físico o psicológico, siente una amenaza, por lo que éste responde activando emociones desagradables como la del asco con el fin de alejarnos para protegernos de algún posible mal.

 

“Si fuéramos todos iguales y pensáramos lo mismo sería muy aburrido”

 

Daniel Goleman, el padre de la Inteligencia Emocional, ya decía que, toda reacción natural de alerta surgirá en la amígdala. Una zona del cerebro que se encarga entre muchas otras cosas de los juicios rápidos que emitimos acerca de las personas.rechazo asco bebe

 

¿A quién me recuerda?

Y qué decir si el rasgo facial, el olor, timbre de voz o la forma de hablar nos recuerda a otra persona a la que no le tenemos demasiada estima. Esta asociación bastaría para hacer reaccionar a esta glándula y disparar esas alertas. El recorrido vital de cada uno determinaría, entonces, qué estereotipos leemos en una u otra dirección.

El olor es uno de los sentidos más desarrollados pero menos tenidos en cuenta a la hora de analizar su influencia en nuestro comportamiento: “Es una vía de comunicación por la que generamos sensaciones agradables o desagradables”.

 

LO QUE NO NOS GUSTA DE LOS DEMÁS…

En ocasiones, el ser humano tiende a proyectar en los demás algunos de los rasgos de su personalidad. Es decir, eso que nos resulta desagradable de la otra persona, puede coincidir con aspectos de tu persona que tampoco te gustan. Cuesta reconocerlo, pero así en algunos momentos. Gran parte de lo que nos molesta del otro tiene que ver con aspectos de nosotros mismos que no nos gustan.

Así que, quizá, la próxima vez que no soporte a alguien a primera vista, reflexione sobre qué parte de ti debes modificar.

 

rechazo

 

NO HACE FALTA HABLAR. EL LENGUAJE CORPORAL HABLA POR SI SOLO.

Existen características personales (algunas modificables y otras no), que pueden inclinar la balanza hacia el rechazo o la atracción de los desconocidos.

El lenguaje corporal puede ser determinante. Aunque no digamos nada, podemos seguir comunicando, emitiendo señales no verbales que generen rechazo en los demás.

Por ejemplo, aquellas indicadoras de una actitud distante o poco afable, cruzando brazos o piernas en dirección contraria al lugar donde nos encontramos o microexpresiones faciales de ira o desprecio actuarán como revulsivos naturales.

 

 

Quizás te interese leer otros post del Blog:

TENER INTELIGENCIA EMOCIONAL DENOTA SER LISTO

11 CLAVES PARA CAER BIEN BASADAS EN LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

EXPRESAR LAS EMOCIONES DESAGRADABLES: paso a paso

 

Author:

The author didn't add any information to his/her profile yet.

No Comments so far. Be the first person to comment.

Leave a Reply

Let us know your thoughts.