All posts tagged: hijos

DEJA QUE TU HIJO SEA ÉL MISMO, Y TODO IRÁ MEJOR

40580354_1034398823407929_6203012182309863424_n

 

A los pequeños se les ayuda, orienta y se les protege enseñándoles a protegerse por sí mismos. Aún más importante es dejarles SER, dándoles ese espacio para que sean ELLOS MISMOS. Debemos dejarles que con los años se hagan con sus propias creencias e ideas, sin sentir miedo de mostrarse tal y como son. Para ello es importante, que los padres transmitan esa aceptación incondicional, de esta forma, reforzarían la autoestima del hijo.

Que con los años no sientan miedo a mostrarse tal y como son, Cuantas más expectativas tengan los padres sobre como debe desarrollarse la vida de su hijo más estarán en SU mente en lugar de ESTAR PRESENTE PARA ELLOS. Se puede llegar a convertir en una lucha entre lo que los padres esperan de su hijo,en base a lo que a ellos les gustaría. Esta lucha acaba ocasionando muchísima frustración por parte del hijo porque no se siente del todo aceptado.

Cuando se hagan adultos llegarán a situaciones complicadas en las que sufrirán, y ahí, es cuando los padres deben estar preparados para aceptar que su hijo es el que tiene que tomar las riendas de la situación, a su manera, siendo libres. Así es como evolucionarán personalmente.

caminar deporte

En ocasiones, se les sobreprotege evitando que vivan situaciones dolorosas, incluso, puede ser más el sufrimiento real de los padres que el del propio niño o adolescente.

“Mi hijo no tendría que sufrir”… Ese pensamiento sería la raíz del sufrimiento. Detrás de él, se esconde un mensaje en el que se le hace más víctima al niño y a la situación, que de ninguna forma, le ayuda a avanzar y sobre todo a sentirse seguro de sí mismo. Desde esa victimización se genera un estancamiento y bloqueo que no da la oportunidad de sacar y aprender nuevos recursos para sobrellevar mejor la situación dolorosa, desde una actitud positiva.

Todos, absolutamente todos, y los niños también, vamos a pasar a lo largo de nuestra vida por cierto sufrimiento y dolor, y eso no nos hace más débiles sino más humanos. El sufrimiento cuando se acepta como tal la persona avanza de forma más rápida y sana trascendiendo el sufrimiento, porque deja a un lado el  EGO que nos hace pensar que no merecemos sufrir sintiéndonos más víctimas y desgraciados. 

El ego nos dice… “Yo no tendría que sufrir y eso nos hace sufrir más”

En el momento en que los padres se relajan y dejan a un lado sus expectativas de lo que quieren para sus hijos, el niño se siente más libre y seguro en su mundo interno.

Los padres que son emocionalmente inteligentes construyen un mundo para el niño más sano, natural y emocional.Y así, todo es mas sencillo.

 

SÍNDROME DEL EMPERADOR: El niño tirano manda en casa

LOS HIJOS CON EL PODER DE LA CASA

 

niño agresivoSíndrome del emperador, también llamado profesionalmente como TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE. Un niño con este trastorno presenta estas características:

Tranquilos, impulsivos, tímidos… algunos de estos rasgos son heredados o innatos. Sin embargo, lo que está claro es que, para la construcción de la personalidad, el entorno y la familia es fundamental.

No es de extrañar que un niño exteriorice su agresividad de forma constante si se le educa en un ambiente agresivo, en el que imperan los gritos.  El niño verá como algo normal ese tipo de comunicación, ya que es lo que ve habitualmente en su casa: La ley del más fuerte.

negativista desafiante

Se hará con el poder de la casa, y tratará de dominar a sus compañeros y hermanos con tal de no ser él quien se lleve la peor parte.

En algunas ocasiones, es verdad que han sido niños que se les ha tratado de educar desde los límites con afecto, en cambio, se encuentran con un hijo que choca con los valores y la educación inculcada. En este caso, un psicólogo debería hacer una evaluación psicológica al infante para ver qué es lo que le puede estar pasando a nivel emocional para que se comporte de esta manera. Lo que está claro es que algo falla.

Como decía, un niño que recibe gritos, bofetadas, malas contestaciones, incluso agresión psicológica aprende a ser así, agresivo. Sus padres son su modelo a seguir, “si ellos lo hacen será que no está tan mal”.

 

EJEMPLOS DE AGRESIONES PSICOLÓGICAS A UN NIÑO

 

CULPARLE INJUSTAMENTE

En algunas ocasiones, recaen sobre los niños frustraciones de los adultos. Si uno de los padres se encuentra en un momento de estrés, o ansioso, es habitual que descargue su enfado sobre el niño, en lugar de gestionar mejor su ansiedad, o de poner límites contra quien debiera.

El pequeño no comprende la situación, y termina asumiendo que se ha portado mal, y se acaba pensando que es malo, que haga lo que haga todo saldrá mal. Esta situación hará que el niño se muestre ansioso y su autoestima se resienta, percibiendo la realidad de manera pesimista.

HACERLE RESPONSABLE DE UN PROBLEMA OCASIONADO POR UN HERMANO MENOR O UN COMPAÑERO

CASTIGARLE EN EXCESO

Los castigos desproporcionados angustian, confunden y generan una justa rabia en el niño.

Prueba otros modos de educar, para que cambie su comportamiento y sea consciente de que hace mal por ese camino. Si le castigas en exceso llegará un momento que ni el castigo funcione, porque se habrá acostumbrado a ellos, y además, le harás sentir que es un niño malo. Cuando el niño es castigado de manera desproporcionada, termina pensando que no vale la pena esforzarse, que las cosas nunca le saldrán bien y que, haga lo que haga, da exactamente igual.

Averigua qué es lo que le está pasando para que se comporte de esa manera, habla más de las emociones con él y castiga menos.

RESALTAR ÚNICAMENTE LA PARTE NEGATIVA DE SUS ACCIONES

¿Acaso no hace nada bien? ¿No se merece ser aplaudido por algo? Trata de no ser tan exigente o crítico con tu hijo. La conclusión que saca el niño es que todo lo hace mal o insuficientemente bien, y que sus padres nunca estarán contentos con nada de lo que hace.

niño talento

NEGARLE ATENCIÓN Y AFECTO

Por muy mal que se haya portado, probablemente se de cuenta y te pueda pedir un abrazo. Pero por mucho que estés muy enfadado por su comportamiento, nunca le rechaces un abrazo. Negarle el afecto a un niño es el mayor daño que se le puede hacer, ya que sentirá que no le quieres.

abrazos niños

La mirada complacida de los padres le servirá de estímulo para hacer las cosas bien, para esforzarse más. Aunque se le castigue en algún momento, siempre se le aclarará que se le quiere, que uno está enfadado pero que eso no significa que se le haya dejado de querer.

Los pequeños necesitan sentir esa seguridad y tranquilidad que se les quiere igual pese a que se hayan portado mal.

HUMILLARLE EN PÚBLICO

Aunque para ti sea una bobada, los niños viven las cosas con mucha más intensidad. Probablemente no ayudará en nada que critiques su comportamiento delante de más gente, o que hables de su suspenso con amigos. El colegio es como el trabajo para nosotros, ponte en su lugar y ponte en la cabeza de un niño.

 

Parecen descabellados estos ejemplos de agresión psicológica-emocional, y aunque en su conjunto nos parezcan detestables, solemos utilizarlas casi inconscientemente.

 

ENSEÑARLE A CONTROLAR SU AGRESIVIDAD

Un niño agresivo o explosivo se encuentra en un estado de alerta constante en el que casi todo lo puede percibir como amenazante. Es decir, cualquier momento es motivo para explotar y atacar debido a que perciben al otro como enemigo. El más fuerte es quien tiene la razón en este caso.

Uno de los elementos más importantes para que estos niños controlen esa agresividad es aprender a NO interpretar como hostiles señales que no lo son.

Si un niño le empuja, en lugar de pensar que ha sido sin querer o que ambos han sufrido por el hecho, sienten que es un acto de agresión que han recibido, por eso responden con violencia. Es de vital importancia que aprenda a poner nombres a sus emociones, y darle recursos para controlar su enfado.

 

Ejemplo: Si patalea y llora porque no le compras una gominola, sería totalmente contraproducente darle eso que quiere, porque con ello estaríamos aceptando como buena la expresión desproporcionada de su rabia y frustración.

Lo más correcto sería explicarle tras calmarse, que hablareis del asunto. Una manera para calmar un niño puede ser a través de la contención física, a través del contacto. Tócale poco a poco los brazos, la espalda, que sienta que estás ahí con él, dale un abrazo y poco a poco conseguirás calmarle.

Child punishment

Lo importante es que consiga decir “estoy enfadado”, el hecho de que lo exprese verbalmente y no mediante una rabieta o explosión emocional, jamás debe ser motivo de castigo. El reconocer una emoción, por muy desagradable que sea ésta, no es censurable sino, un buen síntoma de que el pequeño tiene un buen control sobre la misma.

Se les tiene que hacer ver, en cada momento que sea posible, que tienen muchas otras habilidades y virtudes por los cuales merecen ser respetados y queridos. Se les debe poner el acento en esto y no en el comportamiento violento. Demuéstrale, que te sientes orgulloso de muchas otras cosas que tiene el en su manera de ser, haz que se quiera bien, y sobretodo, hazle que se sienta querido por ti con tus palabras afectuosas y detalles en el día a día.

LIMITES:

LOS LIMITES, NORMAS Y PROHIBICIONES DEBEN SER CLARO, PRECIOSOS Y PUNTUALES

Es preferible que le digas “no quiero que grites, ni que entres en mi despacho, ni que pegues a tu hermano a decirle…” Quiero que te portes bien”.

limites

 

SER COHERENTES CON LAS NORMAS

Al niño le puede confundir que hoy le dejes hacer algo y mañana se lo prohíbas. Si se le ha prohibido ver la televisión entre semana, pero dan un programa que consideras instructivo que lo viera, habría que aclararle que la prohibición se suspende solo para ver eso ya que le será útil.

AMBOS PADRES DEBES ESTAR DE ACUERDO CON LAS NORMAS

HAZ USO DE TUS HABILIDADES SOCIALES A LA HORA DE IMPONER EL CASTIGO

 Éste debe ser correctivo, una consecuencia de su mala acción y no un acto de venganza.

 

No busques figuras autoritarias para asustar al niño a fin de que estos se comporten como es debido.

“Ese policía te está mirando así que, si no dejas de hacer de hacer eso, te va a llevar preso”. Cuando se actúa de esta manera, estás desautorizándote. Tu hijo debe portarse bien no por temor a la policía sino porque sus padres se lo ordenan.

 New_Project_1_1537524744

 

 

¿Cómo explicar el divorcio a los hijos?

COMO EXPLICAR EL DIVORCIO A LOS HIJOS

divorcio3

A muchos padres les preocupa cómo afrontarán sus hijos el divorcio y cómo comunicarles la noticia para que les afecte lo mínimo posible.

Desde el momento en que se ha tomado la decisión de separarse, es importante que los niños lo sepan. A la hora de darles la noticia, hay que tener en cuenta la edad de éste para adecuarse a la hora de transmitirles la información.

Con el fin de mantener un clima de confianza y seguridad posterior, son los padres los que deben de dar la noticia.

PAUTAS A SEGUIR

BUSCANDO LA ESTABILIDAD Y EL BIENESTAR DE LOS HIJOS

padre e hijo

Dar la información clara. Evitando ambigüedades que puedan confundirle.

“Los papás ya no pueden (y/o no quieren) vivir juntos, a partir de ahora los dos viviremos en casas distintas”.

NO CREAR FALSAS ESPERANZAS

Al ser un hecho definitivo, en el que no hay vuelta atrás. Es importante que los niños no creen falsas expectativas, ya que las expresiones “de momento”, “ ya veremos en un futuro”, impiden aceptar la realidad actual. Los niños necesitan estabilidad, y esas falsas esperanzas hacen que se bloqueen en el duelo a la espera de que la situación cambie.

 

NADIE TIENE LA CULPA 

Es una decisión tomada por parte de dos adultos que no han encontrado el modo de solucionar sus problemas. Los hijos no deben percibir quién es el culpable.

 

TRANSMITELE SEGURIDAD 

Insístele repetidamente que ambos padres le van a seguir queriendo.

 

HABLAR DE LAS VISITAS 

divorcio padre

 

Hablale de cuando os vereis. El niño se va a sentir más seguro y tranquilo si le comunicas que las salidas son flexibles con el padre no custodio, y que le podrá ver siempre que quiera.

 

MANTENER SU RUTINA 

Intentar mantener la rutina entre semana: colegio, amigos, actividades extraescolares…

NO HAGÁIS CRITICAS DEL OTRO DELANTE DEL NIÑO 

Nunca critiques ni hableis mal el uno del otro. El niño no tiene porque soportar vuestra rabia, impotenciaEl está pasando por un duelo igual que tú, y  es un niño, no nos olvidemos. Se debe proteger a toda costa las opiniones positivas que el niño tenga de sus dos padres. El niño tampoco es ningún mensajero para los beneficios propios, ni para interrogarlo con el fin de explorar qué hace o deja de hacer el otro.

NO LE HAGÁIS SENTIR EN MEDIO DE LOS DOS

Nino-triste-en-un-divorcio

No debe pasar por la difícil situación de tener que elegir con quien prefiere quedarse, eso le va a generar angustia y sentimientos encontrados.

FACILITAR LA RELACIÓN CON EL PROGENITOR NO CUSTODIO 

COORDINAR EN LA EDUCACIÓN, NORMAS Y SALUD 

Hay que ser capaces de consensuar un proyecto educativo común. Los niños deben percibir complicidad y compromiso incondicional de sus progenitores hacia ellos aunque ya no vivan juntos.

 

Aunque el matrimonio ya no sea matrimonio-unión, debe percibir que siguen siendo una familia. “Mis padres se han separado pero seguimos siendo una familia”.

NUEVAS PAREJAS

 Darle tiempo para que la conozca y se vaya adaptando poco a poco a la nueva situación.

COORDINACIÓN CON EL COLEGIO 

 

dibujo familia

 

Es importante que éstos estén informados de la situación actual del menor

El divorcio de los padres es un duelo, una pérdida, y como tal la experimentarán los hijos. Podemos amortiguar el dolor que sentirán tras el divorcio, pero en ningún caso eliminarlo. No solo debe estar presente el respeto mutuo entre los progenitores sino también el tener en cuenta a los niños ante cualquier decisión, ambos elementos asegurarán que el camino emprendido sea el menos doloroso para todos.

 

 

 

QUIZÁS TE INTERESE LEER OTROS POST SOBRE: 

” YA NO TE QUIERO COMO ANTES”: LA RUPTURA DE PAREJA Y EL DUELO

CRISIS DE PAREJA: COMO SABER SI ES EL FIN

LAS RELACIONES DE PAREJA A DISTANCIA

DEJA QUE TU HIJO SEA ÉL MISMO, Y TODO IRÁ MEJOR

dibujando torre

Los niños y el 13-N ¿Hablar u ocultar lo sucedido?

Tengo miedo, ¿Nos puede pasar a nosotros? ¿Por qué matan? ¿Podemos matar para defendernos? Incomprensión, miedo… así se encuentran los patios y las aulas escolares.

 

Si ya es difícil comprender para la mente adulta lo sucedido el pasado 13 de Noviembre en París, imaginémonos cómo tiene que ser para la mente de un niño comprender o mejor dicho, asumir, que 8 personas mataron, sin escrúpulos, a más de 120, dejando 200 heridos.

Es indiscutible que es algo incomprensible, algo tan terrible no se puede comprender, porque no tiene explicación lógica alguna. Sucede y únicamente nos queda asumirlo, protegernos, y  cuidar a los más pequeños ante las dudas y el miedo que les genera la situación. Son momentos en los que es prácticamente imposible que no se hayan percatado de lo sucedido, ya que inevitablemente escuchan conversaciones, ven imágenes en la televisión, incluso se habla en los patios del colegio.

Muchos padres se preguntarán qué es mejor, contar u ocultar. ¿Para qué les vamos a preocupar innecesariamente? se cuestionarán algunos.

 En mi opinión, no es cuestión de preocuparles de forma innecesaria, porque lo más probable es que tu hijo tenga ya algunas pinceladas de la tragedia de París rondando por su cabeza. ¿Acaso los adultos no hemos preferido no saber por miedo a la respuesta que nos puedan dar? Lo mismo les pasa a los niños, es un mecanismo de defensa, muy similar al de la huida o escape. Huyes de las preguntas, de la información, no vaya a ser que el miedo sea aún mayor tras preguntar.

Alertarlos de forma innecesaria no parece la mejor opción, pero no hablar con el sobre lo que sabe o siente podría ser perjudicial. Cuando tenemos miedo y estamos preocupados nos ponemos en lo peor, en cambio, cuando nos dan explicaciones y se nos informa de la situación nos sentimos “más tranquilos”. La información se pone un paso por delante de la incertidumbre, esa que atemoriza y angustia. Ésta última, te ahoga, te angustia, hace sentirte desprotegido. Sea positiva o negativa la información, ya saben lo que está ocurriendo, y tienen ese espacio para asimilarlo y desahogarse con otras personas, en caso de los niños, con sus padres o familiares.

Hay que tener en cuenta que la información que se le de, debe ser acorde a su edad, utilizando un discurso suave, transmitiendo calma y protección. 

paris


ESCUCHARDejar que hable, que pregunte. No adelantarnos a contar, insinuar si se ha enterado de algo en el colegio o por algún amigo.  Darle su espacio para que comience a hablar por su propia iniciativa. Comentarle que ha ocurrido algo, y que algunas ocasiones se escuchan noticias difíciles de comprender, y que los niños pueden estar confusos sintiéndose atemorizados.

COMPRENDERNecesitan comprender lo ocurrido. Para ello, necesitan saber, disipar dudas, y liberar miedos para sentirse más tranquilos.

CONVERSAR¿Qué es lo que sabes? ¿Has visto algo en televisión? ¿Sabes lo que es un atentado? ¿Sabes dónde ha ocurrido? ¿Sabes si está cerca o lejos de aquí? ¿Cómo te sientes? Me gustaría que cuando tengas alguna duda de algo que haya ocurrido me preguntaras, así, te resuelvo las dudas para que te sientas más tranquilo.

RESPUESTASResponder a cada pregunta que nos haga, utilizando un tono tranquilizador, transmitiendo protección y calma. No especificar demasiado, solo contestar a las preguntas que nos haga. Es importante que se perciba la empatía y comprensión. Los adultos también tienen dudas, y no comprenden ciertas cosas. “Yo tampoco entiendo cómo es posible que se mate”.

Está claro que lo que más nos importa es el bienestar del niño, por lo que aunque tomemos la decisión de hablarlo con él, debemos hacerlo teniendo en cuenta su personalidad , buscando así la mejor reacción.